Erasmus en Barcelona: 15 cosas que los extranjeros aman de la ciudad

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Reflexionad ¿Cuántos autóctonos o autóctonas conocéis?

Seguramente vuestro grupo sea un reflejo de la multiculturalidad de la ciudad: madrileños, sevillanos, franceses, italianos, esos estudiantes Erasmus en Barcelona que vinieron para unos meses y han echado raíces…

Sobre estos últimos seres queremos hablar hoy. Hemos elaborado un estudio entre nuestros conocidos guiris para recabar los motivos por los que han decidido quedarse y este es el resultado ¿Qué os parece?

1. La playa: es evidente, no hay más que pasearse por la Barceloneta cuando salen los primeros rayos de sol para comprobarlo. Si has tenido la oportunidad de comprobar el concepto de playa que tienen los británicos, entenderás por qué se vienen arriba con nuestra costa.

erasmus en barcelona

2. La gastronomía: el pa amb tomàquet, los calçots, el empedrat, la escalivada, el cava, el moscatel, los calamares a la romana…No hay nada que no les guste.

3. Festivales: podríais pasar un año entero yendo de festival en festival ¡y es que en Barcelona, hay para dar y tomar! No solo nos referimos al Sonar o al Primavera Sound, sino  el Mutek, el Psych Fest (que es uno de los planes de este mes), el Rock Fest, el Vida… Muy especialito/a tienes que ser para que no haya uno adaptado a tus gustos musicales.

4. El buen tiempo: o lo que es lo mismo, EL SOL. Lo primero que sorprende a un Erasmus en Barcelona es la poca cantidad de días de lluvia que tenemos en comparación con su país natal. Por eso, a la mínima que hace algo de caloret, sacan las sandalias y los shorts ¡Son inmunes al fresquito!

erasmus en barcelona

5. Lo fácil que es ir en bici a todas partes: somos una ciudad muy europea y nuestra adaptación a las necesidades de los ciclistas lo demuestra. Que las bicicletas del servicio Bicing no estén rotas, es otra historia.

6. Ir de compras por Gràcia: un grupo de extranjeros cargados de bolsas es imposible de adelantar.

7…Y la gran oferta de restaurantes de cocina internacional: peruanos, mexicanos, japoneses, italianos. Un erasmus en Barcelona encontrará con facilidad un negocio especializado en el tipo de cocina de su país. En fin, somos la ONU de gastronomía

8. El terraceo: sol, buena comida, buena compañía y una conversación interesante es todo lo que necesita un erasmus en Barcelona (y cualquier ser humano) para ser feliz.

erasmus en barcelona terraza

9. Gaudí: el modernismo y las idas de olla de uno de nuestros artistas por excelencia es algo que les fascina. No hay más que ver lo dispuestos que están por pagar por sentarse en el banco más grande del mundo del Parc Güell o entrar en la Sagrada Familia.

10. La Rambla: es esa calle que todo barcelonés o conocedor de la ciudad intenta evitar a toda costa, precisamente porque está repleta de turistas con selfie sticks, más pendientes de cómo salen en la foto que posteriormente subirán al Instagram que disfrutar del paisaje. Otro buen motivo para evitarla es la cantidad de carteristas que hay aunque si estás dispuesto a que te roben, no tienes más  que sentarte en una de sus terrazas.

11. La Boquería: es el mercat más conocido de Barcelona y cuando llega el buen tiempo (que para los guiris es siempre), es costumbre comprarse un zumo de frutas natural o un smoothie.

12. Las puestas de sol: dicen del cielo de Madrid pero el de Barcelona es igual de bonito o más. No hay más que contemplar el atardecer desde el mirador de Montjuïc, el observatorio de Fabra en el Tibidabo o Port Vell.

erasmus en barcelona

13. Camp Nou y Barça: el fútbol mueve pasiones y entre los erasmus en Barcelona aficionados al Deporte Rey, más. Esta es una ciudad para dejar sacar al hooligan que algunos llevan dentro y vibrar con las hazañas de su equipo.

14. La fiebre del swing: rara es la plaza de Barcelona que no esté repleta de bailarines (o proto bailarines) dando brincos y vueltas. Este género musical está arrasando tanto entre la población autóctona como entre los erasmus en Barcelona y parece que va para largo.

15. Las costumbres de Barcelona: La mona, el Tió de Nadal, el Caganer…Tenemos una idiosincrasia especial que encandila a todo aquel visitante con un punto de acidez y humor negro. Si Woody Allen ha rodado aquí, no es por capricho.

 

Share on FacebookTweet about this on Twitter

DESCÁRGATE FEVER

Maula Frank Escrito por:

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *